info@fimas.cl

Plan de cierre de centrales de energía a carbón se realizará en 2 etapas

La ministra de Medio Ambiente, Carola Schmidt, puso el sello #COP25 al compromiso que firmó el Presidente Sebastián Piñera junto a la ministra de Energía, Susana Jiménez, que apunta a retirar 8 centrales de carbón de Chile en los próximos 5 años y el retiro total en concreto para el 2040, avanzando así hacia una carbono-neutralidad en 2050.

Este histórico anuncio, que se llevó a cabo en el Parque Cerrillos que alojará la próxima cumbre por el #CambioClimático, se suma a la lista de compromisos con los que Chile se encamina a esta #COP25, como la implementación de un Estado Verde, la puesta en marcha de la primera gran flota de buses eléctricos de Red Movilidad y la emisión del primer “Bono verde” soberano.

El gobierno y las cuatro empresas eléctricas que operan estas unidades en el país: Colbún, AES Gener, Engie y Enel; alcanzaran un acuerdo en el marco de una mesa voluntaria, con miras a establecer un programa de retiro paulatino de unidades, ayudando al objetivo de reducción de emisiones comprometido por el país. Este plan fue motivado principalmente por la visión de las matrices extranjeras de tres de las cuatro compañías, que a nivel internacional están decididas a eliminar el carbón de sus fuentes de generación.

El denominado plan de descarbonización contempla dos fases. La primera es a 2025, en que se espera cerrar las primeras unidades a carbón existente, principalmente las más antiguas. Es precisamente sobre esta primera fase que el Presidente espera dar un calendario concreto de cierre de unidades, mientras que en la segunda fase, que estará completada hacia 2040, se entregarán hitos más bien generales.

Otro aspecto relevante sobre el anuncio es que en el plan de descarbonización se introducirá la figura del “estado de reserva estratégica” (ERE), que implica que una unidad a carbón, si bien dejará de operar para iniciar su proceso de cierre, podrá permanecer apagada pero disponible, en caso de alguna emergencia. Por ello, seguirá recibiendo una remuneración por potencia. Sin embargo, se espera que no todas las empresas utilicen finalmente esta fórmula.

Fuente: La Tercera