info@fimas.cl

Iniciativa busca crear primer parque nacional de la Región Metropolitana

Los 41 parque nacionales con los que el país cuenta están fuera de la zona capitalina. Por lo mismo, un conjunto de agrupaciones busca revertir esa realidad a través de una petición presidencial y aprovechar así el potencial de parte del Cajón del Maipo y los bordes del Río Colorado y Olivares.

Se trata de unas 142 mil hectáreas de los más diversos ecosistemas: más de 300 glaciares, 31 cumbres altas -5 de ellas sobre los 6 mil metros-, 233 especies de flora y 135 especies animales, además de un circuito de valles y laderas. Todo a menos de 70 kilómetros de la capital.

La propuesta nace de las agrupaciones Acceso Panam, Fundación + 1000 y Fundación Plantae, que el 10 de abril lanzaron formalmente la campaña #Queremosparque. Su intención era reunir la mayor cantidad de firmas para entregar una carta petitorio al Presidente, y la semana pasada, con más de 142 mil firmas bajo el brazo, fueron a La Moneda.

Pilar Valenzuela, coordinadora de la iniciativa, señala que en 15 días deben recibir la respuesta formal desde La Moneda a su carta. Allí, ellos solicitaron que el Mandatario declare la zona como parque nacional, facilite el acceso al público sin restricciones y que incluya un proceso de participación ciudadana en su conformación.

“Nos gustaría que el Gobierno acoja la petición y declare el parque justo en el año en que se desarrollará la COP25, sería una declaración de intenciones muy concreta”, afirma Valenzuela.

Un hecho a tener en cuenta es que si bien el país cuenta con cerca del 20% de su territorio protegido, las áreas se reparten de manera poco equitativa. Eso, porque entre las regiones de Coquimbo y Biobío, tan solo el 1,38% del territorio es parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas del Estado (SNASPE) y de acceso público.

En Santiago, por lo demás, sólo el 5,7% de su población cuenta con acceso a 10 metros cuadrados de área verde, estándar definido por el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano (CNDU).

La viabilidad del parque, dice la ingeniera ambiental, es cosa de voluntad del Ejecutivo. En gran parte, porque los terrenos fueron recuperados este año de manos del Ejército hacia el Ministerio de Bienes Nacionales, salvo unas 16 mil hectáreas que se vendieron a la Minera Río Colorado y hoy son privadas. “Está disponible y es público. Ésta es la oportunidad”, dicen desde la agrupación.

Si bien una de las metas es convertir a Santiago en una de las capitales mundiales del turismo de naturaleza, hay otras razones de peso que dan forma a la iniciativa. De hecho, las casi 20 mil hectáreas cubiertas por glaciares y los caudales de los ríos Colorado y Olivares representan el 50% del agua dulce de Santiago.

Junto con eso, de animales simbólicos como el guanaco, pumas y cóndores, están aumentando sus poblaciones en ese territorio.

Fuente: Publimetro